Enfermo mental – Enfermo imaginario

O por qué la nuestra es la más destructora de las enfermedades:

De manera tan cruel se ensaña el destino con el enfermo mental, que no ha de sufrir ya sólo las amarguras de su propia dolencia. La parte más penosa de su tormento lo constituye el hecho de tener que lidiar también con la incomprensión de la gente, con lo que los efectos de la enfermedad se duplican.

La nuestra es una enfermedad invisible, que no se ve. A simple vista ficticia. No hay síntomas evidentes a la vista. No hay indicios claros de que nuestro sufrimiento sea real y no fingido. No a ojos de la gente, que aún nos cree enfermos imaginarios. Porque la silla de ruedas que a nosotros nos incapacita la llevamos por dentro, y no se ve. Y lo que no se ve es como si no existiese a ojos de una sociedad materialista.

Ármate de valor, enfermo mental, y prepárate a ser fuerte en tu desgracia y a que echen sal sobre tu herida, porque serás culpado y calumniado una y mil veces. Te motejarán, y te tildarán de vago y de egoísta, de grosero y de malcriado. Prepárate a ser injustamente acusado y a convertirte en falso culpable como los protagonistas de las películas de Hitchcock. Prepárate, digo, a sufrir el hechizo. Tú, que tanto tienes que darle al mundo, a ojos de los demás no eres más que Bestia.

Ármate de valor y fortaleza, enfermo mental, porque navegas solo.

El enfermo imaginario - El falso culpable

Como es natural, esta incomprensión recibida por parte del mundo que nos rodea provoca un aislamiento, que nos ensimismemos más profundamente en nuestra propia tristeza, en nuestra soledad, en nuestra isla desierta de desesperación y frustración. Porque afuera no vamos a encontrar la ayuda y el amor necesarios, ni tan siquiera en nuestra propia familia.

Jamás lo comprenderán. Jamás comprenderán que yo no elegí ser como soy. Que una depresión congénita no se cura “poniendo de mi parte.” Ni “esforzándome un poco más.” Que mi moral y mi voluntad se hallen por los suelos no se debe a que no me haya duchado con agua fría esta mañana. ¿Qué dirían si yo entrara en la habitación de un enfermo terminal de cáncer y actuase de la misma manera?:

¿Qué haces que no te levantas?” “¿No crees que sería mucho mejor para ti si le sonrieras a la vida y dejases de poner mala cara?” “Haces de todo un mundo. Seguro que si lo intentas, te sentirás mejor.” “No tienes más que levantarte y dejar de vomitar.” “¿Ves que los demás vomitemos a cada rato?”

¡Qué estúpido! ¿Verdad? Pues imagínense lo que significa para la moral de un depresivo luchar contra esta incomprensión en su día a día, hasta el punto de verse obligado a asimilarla por completo, o de lo contrario morir de desesperación luchando contra molinos. Asimilar nuestro infausto destino porque nunca, nunca vamos a ser entendidos por nadie que no comparta nuestro padecimiento.

Y todo es debido no ya a la falta de información, sino de respeto. Pues si el ser humano aprendiese a ser liberal, hasta el punto de aceptar que en el mundo en el que vive también existen personas distintas a sí mismo, con conductas y pensamientos distintos al suyo, con razones y motivos dispares, que les hacen actuar de forma diferente a la suya. Si aprendiese, digo, o si se enseñase en las escuelas, que la libertad se fundamenta en el respeto hacia los demás, los infortunados del mundo no seríamos víctimas de tamaños prejuicios ni de intolerancias tan flagrantes.

Pero, no es así… y mientras la sociedad no aprenda a convivir y abrir la mente, los menos favorecidos seremos quienes más sufriremos las consecuencias de un mundo injusto. Así ha sido siempre y así será…

Hasta que el hombre entienda cuál es el verdadero significado de la palabra LIBERTAD.

Anuncios

¡Exprésate, alma en pena!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s