Arte, insatisfacción – Música mi amor

Piano

Es extraño. Cuando paso varios días pintando echo de menos escribir. Y al contrario cuando escribo. ¿Será que nunca estoy satisfecho con lo que hago? Adoro pintar y mezclar colores, sentir el óleo resbalar entre mis dedos, abstraerme en mi trabajo mientras escucho Scheherezade… Y en cambio, en ocasiones siento que con la pintura no puedo ser tan preciso como con la escritura. Y a menudo necesito expresar exactamente lo que siento, palabra por palabra…

Por otro lado, hay momentos en que lo que llevo dentro de mí es demasiado intenso, y las palabras no me alcanzan… Es un arrebato, un impulso de energía y vigor, de rabia y de despecho, de ira y desesperación que quiere explotar y que necesito expresar con mis manos hasta pelearme con el lienzo, enconarme con el lienzo, maltratar el lienzo, en un desesperado intento por dar forma a mis sentimientos…

Y aún así, sigo insatisfecho…

La razón: que creo que no he encontrado el Arte intrínseco a mi persona. O pero aún… lo encontré y me dio de lado: la MÚSICA, el arte por excelencia. La más bella de todas las Artes Bellas. La única que puede desnudar los sentimientos más recónditos del alma humana y ser al tiempo fogosa y pasional como ninguna.

Era el arte que se amoldaba a mi ser como un guante, pero, por desgracia, mis padres, que no adivinaron mis futuras inquietudes, tuvieron la feliz ocurrencia de apuntarme a fútbol cuando era niño. Ya de adulto, pocos años después de iniciarme en sus estudios, los de la música, me di cuenta de que ya era tarde para mí.

¿Se imaginan cómo me siento? Yo, que nací músico. Que componer era mi destino… y en cambio aquí me tienen: condenado a vagar de por vida por otros ámbitos del Arte como un advenedizo. Ámbitos que sé que nunca me satisfarán completamente como lo hubiera hecho la Música…

La Música, el amor de mi vida que se empeña en esquivarme, que me ignora, que se escapa de mis manos, que me atraviesa el corazón con su dulzura…

Mi vida es y será una completa insatisfacción y soy consciente de ello.

¿Se imaginan entonces cómo me siento?

Piano

Miguel S. Coronado

Anuncios

Reflexiones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s