La obsesión artística

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Cualquiera que no me conozca y hable conmigo por vez primera es muy posible que se forme la idea de que no soy más que un estúpido. Un ser aparentemente sin alma, sin aspiraciones, sin una conversación interesante que ofrecer… Es lógico que se forjen esa impresión. Por un lado está la depresión, que me embota los sentidos y absorbe toda mi atención y hace de mí un ser ensimismado y retraído. Y por otro, que no sé cómo disimular el poco interés que me causan cierto tipo de conversaciones, de asuntos que ni me van ni me vienen, que no motivan mi interés, que no estimulan mi imaginación.

Y diréis: “Como nos pasa a todos.”

Es posible. Pero al contrario que a los demás, yo no sé camuflar esa apatía que me producen ciertas conversaciones ni ciertas compañías. Yo no sé dar palique, ni sé dar continuación a ese tipo de conversaciones… ni tampoco me apetece hablar con nadie acerca de mi vida. Y las veces que lo hago se nota que es MUY forzado.

Mi mente parece discriminar, apartar, rechazar, repudiar, desechar como un dictador sin escrúpulos todo aquello que no constituye parte esencial de sus obsesiones y se desconecta sin reparos.

Al contrario de lo que le ocurre cuando encuentra una materia que excite sus neuronas, que vuelca toda su atención de una forma obsesiva. Lo cual es ideal a la hora de encarar mi trabajo como artista. La obsesión, sí, es la que va dando forma a mis obras. La que me hace volver una y otra vez sobre mi labor con renovado ardor hasta desentrañar, destripar, desvelar sus secretos más arcanos, con tal de alcanzar la verdad, la belleza, la esencia de las cosas…

Si la Depresión es la que me mueve al Arte, la Obsesión es sin duda la que le da forma.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Coronado Bufón

Anuncios

Un pensamiento en “La obsesión artística

  1. Los mayores y mejores artistas son los que cuentan con una gran obsesión.
    Si voy a cualquier exposición o galería de pintura, por ejemplo, y me encuentro con un naranjo, unas manos, unas marismas y un bodegón puedo apreciar buena técnica, buenas aptitudes e incluso valía. Pero si en vez de eso, sólo veo, por ejemplo de nuevo, manos, manos de hombres, de mujeres, de niños, la palma, el perfil, las uñas… ¡Sé que eso es arte!

    Le gusta a 1 persona

Reflexiones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s