Navidad

Cristo!

Me considero una persona creyente. Aunque en ocasiones me asalte la duda y se tambalee mi fe. Tal vez los que más sufrimos, los que no hayamos amparo en nuestro entorno, necesitemos buscar apoyo en fuerzas que no son de este mundo, que nos den moral y esperanzas para sobrellevar con coraje nuestra cruz y arrostrar nuestra desgracia así como la incomprensión de la gente, igual que le sucedió al Cristo. Sigue leyendo

Alcohol y enfermedad mental: Una mezcla nefasta.

Tabern

Lo entiendo, cuando las cosas se tuercen, cuando la senda se hace boscosa y pierdes la esperanza, la promesa de gozar de al menos una noche de fingida alegría te empuja a vagar de taberna en taberna para ahogar tu aflicción en vasos y vasos de alcohol, confiando que el efluvio etílico te haga olvidar quién eres al menos durante unas horas, hasta tu próximo despertar.

Pero tus penas son tantas, que a veces ni litros de licor son suficientes más que para dejarte un regusto más amargo del que traías y más amargo será tu despertar.

Sigue leyendo

Crisis creativa (II)

Tercera semana de bajón. Ni la Haffner de Mozart consigue levantarme el ánimo más que por 15 minutos. Luego todo vuelve a nublarse y mi alma a senderear por extraños andurriales y a precipitarse sin remedio hacia un agujero negro de amargura y pesimismo, incluso aunque sea consciente de que todo es un engaño de mis sentidos. Está visto que la apatía no quiere abandonarme, que se ha adherido a mí como una sombra. Que vuelvo a ser Bestia y no deseo que nadie me vea así, ni tan siquiera mi propio reflejo en el estanque. Sigue leyendo

¡Crisis creativa!

Niña Ballet

Hoy ha dejado de llover, y aun así mi mirada sigue empañada por la melancolía y el hastío. Llevo así varios días, alicaído, con las fuerzas abatidas por el tedio y la moral por los suelos, incapaz siquiera de sostener los pinceles en la mano. Hasta el simple hecho de redactar estos últimos posts ha significado un esfuerzo indecible para mis mermadas fuerzas.

La convicción de mi propia mediocridad se ha extendido imparable dentro de mi ser y me ha arrebatado las ganas y la ilusión por mi trabajo sin previo aviso.

Y así resulta imposible encarar una tarea que requiere tantas energías… Sigue leyendo