Diario de un loco: Día 1

grillo

Poco he hecho aparte de envejecer… Un día más que pasa y que sigo sin ver mis sueños cumplidos…

-Has de trabajar para ello.

-Por supuesto, Grillo.

-¿Qué sueños son ésos, dime Mandey?

-Quiero ser artista.

-¿Artista?

-Eso he dicho.

-El mundo está lleno de artistas que mamarían pollas con tal de salir adelante.

-Interesante visión.

-Es la verdad… Ahora, dime: ¿sigues teniendo ganas de ser artista?

-Totalmente.

-Entonces es que de verdad naciste para ello.

-¡Vaya! Gracias por tu sutil comprobación.

-De nada; no está mal para un grillo, ¿verdad?

-No eres un grillo.

-Soy tu conciencia.

-Lo sé… eres un pequeño genio que habita dentro de mí y que en ocasiones sale al exterior y me habla bajo la apariencia de un grillo.

-Se te olvidó decir que soy guapo.

-El que más…

-Pues un día podrías probar a sacar de tu cabezón a una señora Grilla para que rinda provecho a mi hermosura.

-¿Para qué quieres a una Grilla? Mírate bajo los pantalones; por si no te habías dado cuenta, te ideé carente de sexo.

-Y vos carecés de gracia, ¡la concha de tu madre!

-¿Por qué te pusiste a hablar en argentino de pronto? ¿Quién te crees, Maradona?

-Lo hago sólo cuando me enfado.

-Disculpado estás, don Grillo. ¿Qué tienes para mí?

-¿Cómo que qué tengo?

-¿Traes alguna idea para alegrarme la existencia? ¿Para acercarme más a mis sueños?

-Las ideas se te ocurren a ti; yo me limito a juzgarlas.

-¿No te da vergüenza?

-¿El qué?

-Vives de parásito en mi cuerpo y te pasas el día juzgándome y aportando bien poco.

-Los grillos no tenemos vergüenza.

-Los grillos tampoco hablan y tú no haces más que darme la brasa a cada momento.

-Sólo trato de orientarte y de hacer que te cuestiones las cosas y las valores en su justa medida.

-Pues te diré que no me vendría mal un poco de ayuda de vez en cuando…

-Ya te doy mi apoyo moral.

-¿Apoyo? ¿Qué apoyo? Criticar todo el tiempo no es apoyar.

-Yo no critico. Yo cri-cri-critico… jajaja.

-No tiene gracia. Te quedarás sin comer hoy, por payaso.

-¿En qué quedamos? ¿Grillo o payaso?

-Las dos cosas.

-Pues que sepas que no me importa. Si no me das de comer te roeré los muebles.

-Tú lo único que roes es mi mente.

-Mejor, así no engordo.

-¡Mira tú! Un grillo preocupado por su línea.

-No soy un grillo; tú mismo lo has dicho.

-No; por tu manera de hinchar las bolas más pareces una suegra.

-¡Pffffff!

-¿Qué eres, en serio? ¿Quién eres? ¡Déjame en paz, pequeño cabrón! ¡Vete! ¡No necesito gente a mi alrededor que me critique y me recuerde que no soy nada!

grillo

Miguel S. Coronado

¡Lee el diario de Mandey en Wattpad! wattpad Mandey

Y ya sabes, si te gustó, ¡comparte!

Anuncios

Reflexiones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s