Diario de un loco: Día 2

Ivn(exterior- avenida)

He salido de casa –necesitaba salir…

Has salido de casa –necesitabas salir.

He salido de casa y la he visto –la he seguido…

Has salido de casa y la has visto –la has seguido.

La he seguido, sí…

…Su mirada es el verano. Su cabello un sol que resplandece.

La has seguido y la has visto detenerse bajo la marquesina. Entonces te has acercado…

Me he acercado, sí, y la he estado observando…

…Hablaba con sus amigas.

Te acercaste y le hablaste a una de ellas.

Me acerqué y le hablé a una de ellas, sí…

…a una vestida de colegiala.

Todas vestían de colegialas:

-Niña…, ¿cómo se llama tu amiga?

-Raquel.

-¿Le podrías decir que se acerque, por favor?

(Se acercó y te miró.

Me miró, sí, y contemplé su hermosura)

-La belleza se hizo mujer (dijiste)

-¿Es tu forma de saludar?

-Cuando la chica lo merece, sí.

-¿Cómo te llamas?

-Me llamo Mandey.

-¿Y qué quieres de mí, Mandey?

(Tocarte, sentirte, abrazarte –amarte!)

-Por hoy me conformo con oír tu voz y contemplarte.

-¿Y mañana?

-¿Desearás verme mañana?

-No lo sé… No te conozco…

-Yo a ti tampoco y lo estoy deseando.

-¿Por qué?

-Pienso que eres guapa e interesante.

-¿Y tú cómo sabes eso?

-Me lo dicen tus ojos.

-Mis ojos no hablan.

-Por eso no mienten.

-Tú en cambio no paras de hablar.

-Todos hablamos.

-¿Todos mentimos?

-Supongo…

-¿Tú también?

-Tendrás que arriesgarte para comprobarlo.

-¿Arriesgarme?

-Eso he dicho.

-Podría zanjar aquí mismo nuestra conversación, dar media vuelta e irme sin más.

-No te atreverás.

-¿Por qué estás tan seguro?

-Porque ya he roído tu curiosidad. Además, tu autobús aún no ha llegado.

-Pero llegará.

-Concédeme el tiempo hasta que llegue; te prometo que te amenizaré la espera.

-¿Quién eres? ¿Un bufón? Creí que serías un príncipe azul…

-Ya ves que no. Soy pobre y mi piel es más bien pálida.

-No te preocupes, los príncipes azules no existen más que en los cuentos.

-Si que existen, pero vosotras os dejáis engañar por farsantes y luego generalizáis.

-¿Entonces tú qué eres?

-Lo que no soy es un farsante, te lo aseguro.

-Demuéstramelo, ¿qué harías por mí?

-Me pondría de rodillas y…

-He dicho que me lo demuestres, no que me lo digas. Las palabras se las lleva el viento.

-Hoy no.

-¿Por qué hoy no?

-Han dicho que haría buen día. No se prevén borrascas ni rachas de viento.

-Haz y calla…

-Como quieras.

(de rodillas, la cogiste de la mano y le dijiste que la amabas…

La cogí de la mano y le dije que la amaba, sí, grité que la amaba!)

-Siguen siendo palabras, lo siento (dijo ella reacia)

-Entonces tendré que besarte para demostrarte.

-Ni lo sueñes.

-¿Por qué tan reticente?

-No me fío de los chicos…

-No soy un chico.

-No eres un príncipe, no eres un farsante… no eres ni siquiera un chico. ¿Qué eres entonces?

-Soy artista.

(Silencio. Una ráfaga de aire ondeó la falda a cuadros de su uniforme.

Ondeó la falda a cuadros de su uniforme, sí, y desordenó sus cabellos…

Sus rubios cabellos… sus resplandecientes cabellos…)

-¿Artista, dices?

-Eso he dicho.

-¿Me pintarás algún día?

-Sólo pinto desnudos; pero, tranquila, contigo puedo hacer una excepción si lo prefieres.

-No he dicho que lo prefiera.

-Vaya con la colegiala…

-Las cosas no son siempre lo que parecen.

-Ya veo que no… Ahora dime, colegiala, ¿qué tengo que hacer para que una chica como tú se enamore de mi? Ordena y obedezco.

-¿En serio?

-Ahá.

-Quiero que cruces la calle con los ojos cerrados.

-¿Ahora?

-¿Cuándo quieres demostrarme tu amor?

-Ahora.

-Pues ahora has de cruzar.

-Cruzaré también los dedos.

-Cierra los ojos y cruza cuando yo te lo diga.

(con tacto, te anudó su pañuelo de seda oscura a la mirada.

Me anudó su pañuelo, sí, y quedé ciego y sin sentido…)

-¿Y si vienen coches?

-Si no confías en mí entenderé que no me amas.

-Más irremediable es el amor cuando se camina ciego hacia quien no se confía. Y yo ya estoy ciego…

-¿Te fías o no te fías?

-Creo que me conviene decir que me fío.

-Pues no abras los ojos y prepárate a cruzar.

-Al menos sé que moriré por una buena causa. ¿Sabes? Ayer hablé con la Muerte.

-Tranquilo; yo te diré cuándo cruzar sin peligro.

-Te escucho, aunque no te vea.

-Cruza, ahora.

(obedeciste!

Obedecí, sí, y llevé mi paso hacia la calzada…

Ella no esperaba que lo hicieses… no esperaba tu osadía)

-¡Mandey, espera!

(Tormenta de cláxones!- la mano de ella sentiste sobre tu hombro.

La sentí sobre mi hombro, sí, y tiró de mí hacia la acera.

Ella te salvó.

Ella me salvó, sí, y desanudó el pañuelo para que viese su excitación)

-¿Estás loco? ¿Por qué cruzaste?

-Porque tú me lo pediste.

-Pensé… pensé que nunca lo harías.

(su respiración se aceleró, sabes que se aceleró.

Se aceleró, sí, y sus pupilas resplandecieron tanto como sus cabellos…)

-Pero, ¿es que no oías los coches? (continuó ella)

-Yo no oía más que tu voz…

-¡Eres un estúpido y un loco! ¿No temes morir?

-Más temo vivir sin amor. Dime, ¿qué más quieres que haga aparte de perder el juicio?

(la viste, la viste sonreír…

La vi sonreír, sí, y sus mejillas sonrojarse y supe que iba a ser mía…)

(El autobús se aproximó a la parada)

-¿Te veré algún día? (mi boca sobre su oído)

-Me verás si me buscas.

-Vendré y te amaré.

-No serán más que promesas… (ella remisa, haciéndose de rogar)

-Serán certezas.

-Serán mentiras…

-Serán verdades.

-Serán hipótesis…

-Serán hechos.

-Te odio.

-Te amo.

-¡Mandey!

-Raquel.

(Subió al autobús y la viste alejarse.

La vi alejarse, sí, y volverse hacia mí y sonreírme a través del cristal) Raquel

Miguel S. Coronado

¡Lee el diario de Mandey en Wattpad! wattpad Mandey

Y ya sabes, si te gustó, ¡comparte!

Anuncios

2 pensamientos en “Diario de un loco: Día 2

Reflexiones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s