Belén Esteban: Cuando la cultura se convierte en negocio (relato dialogado)

La Esteban

EDITOR: Así que quieres ser escritor…

ASPIRANTE: Así es; me gustaría mucho llegar a publicar.

E: Escribir no es fácil: implica mucho esfuerzo y sacrificio.

A: Estoy preparado…

E: Hay miles de personas que, como tú, desean publicar. El libro que escribas habrá de rozar la perfección si quieres que logre destacar entre la multitud de manuscritos que se apilan sobre mi mesa.

A: Me lo imagino

E: Para ello tendrás que leer mucho, y no hablo de literatura fácil. Hablo de leer a los clásicos, de empaparte de su talento y de su pericia para que te sirvan de ejemplo.

A: Comprendo.

E: Habrás de leer también compendios y tratados para conocer las leyes que rigen la sintaxis y la gramática y tener una perfecta ortografía.

Y por supuesto, tendrás que escribir y escribir hasta poseer un perfecto dominio de tus herramientas: las palabras.

A: Así haré.

E: Tendrás que pasar horas y horas en soledad, inmerso en tu trabajo. Olvídate de tu vida, de tus amistades. El diccionario ha de convertirse para ti de ahora en adelante en tu único confidente, tu único amigo, que sabrá aconsejarte en tus momentos de duda y confusión.

A: ¿Qué más?

E: Comprende también que escribir no es sólo un ejercicio de estudio y de práctica.

A: ¿No?

E: No. Para llegar a ser escritor tienes que llevar implícito en tus entrañas el sentido del equilibrio para saber estructurar tu obra de modo que los capítulos se compensen entre sí y formen un conjunto armónico y nada falta y nada sobre.

A: Muy bien.

E: Asume también que habrás de contar con una imaginación portentosa y con un sentido del ritmo innato para atrapar la atención de tus lectores y mantenerles pegados a tus páginas.

A: ¿Qué otra cosa?

E: Conciénciate asimismo de que la tarea de escribir es ante todo una prueba que medirá tus fuerzas, tus límites. Tendrás que estás preparado para corregir y volver sobre lo escrito una y otra vez; y cuando pienses que tu trabajo es perfecto y no admite más revisión, volverlo a corregir hasta la obsesión. Volver sobre el mismo capítulo sin descanso hasta que lo escrito quede grabado a fuego en tu memoria. Volver sobre el mismo párrafo, la misma línea, la misma frase hasta que cada coma, cada punto, se halle en su sitio correcto para que el texto fluya y el lector se deslice entre las páginas como seducido por una dulce melodía, o de lo contrario te abandonará al primer contratiempo y te relegará al estante más solitario y apartado de la estantería, acumulando polvo entre volúmenes descatalogados.

Asume, pues, que escribir no es sólo un ejercicio de muñeca…

A: ¿Ah, no?

E: No, hijo, no. Cuando se escribe, una parte de tu alma queda impresa en el papel. Porque no se escribe con los dedos, sino con el corazón, sacrificio que muy posiblemente nunca veas recompensado en su justa medida.

A: Entiendo…

E: Con esto presente, si crees haberlo conseguido, si crees que tu talento y tu esfuerzo han llegado a su culmen para compararte a los grandes autores y piensas que tu libro reúne los requisitos para considerarse obra insuperable, es posible que tengas una oportunidad de que lleguemos a echarle una ojeada a tu manuscrito.

Tras oír mis revelaciones, dime, hijo, ¿sigues albergando deseos de convertirte en escritor?

A: Es lo que más quiero en la vida y creo estar preparado.

E: Pues ten mucha suerte y mucho ánimo, porque los vas a necesitar.

A: A propósito, ¿qué libro o qué proyecto tienen ahora entre manos en su editorial que ha logrado descollar entre la multitud de obras brillantes y destacarse por su calidad y talento para que ustedes se hayan decidido a editarlo? ¿Qué joya de la inteligencia, prodigio del talento brotado de una mente, tienen dispuesto para salir al mercado y asombrar a los lectores con su ingenio? Dígamelo. Dígamelo para que me sirva de fuente de inspiración e ilumine la senda por donde he de encauzar mis esfuerzos y contribuir con mi pluma al engrandecimiento de nuestra cultura.

E: “Ambiciones y Reflexiones”, de Belén Esteban.

La Esteban

Miguel S. Coronado

yo5edit

Anuncios

Reflexiones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s