Tragedia masculina

grito-Andrés, me acabo de enterar…

-¡Antonio, amigo! Es una desgracia terrible.

-¿Cómo ha sucedido?

-Pues ya lo ves, un día te levantas y ves que ya no está contigo.

-Te compadezco, Andrés.

-Lo he visto crecer, Antonio, lo he cuidado, lo he mimado… y de pronto un día desaparece sin más.

-¡Qué injusta es la vida! Si es que no somos nada.

-Nada, no somos nada. Sigue leyendo

Anuncios

Poema del Indeciso

gallega

 

He salido a buscarte,

a encontrarme contigo a la calle,

como cada tarde,

sin esperar a que amaine.

He salido a esperar a que cruzaras la avenida

ni coqueta ni decidida,

más bien tímida,

a ver si por una vez me decidía

a revelarte con osadía

lo que por ti desde hace tiempo sentía,

aunque tú ni me conocías,

preciosa estampa divina.

Sigue leyendo

Prejuicios infundados

una persona es una isla

Es imposible caerle bien a todo el mundo.
Es imposible, si, aunque tus intenciones sean nobles y honrados tus principios..
Bien aparecerá alguien dispuesto a sembrar cizaña y hacer que duden de ti.
Bien surgirá un malentendido que hará pensar mal a los demás.
Bien será una coincidencia nefasta, una palabra dicha a destiempo, un gesto malinterpretado…
O simplemente que aquel día te levantaste con el pie izquierdo y dijiste lo que no tenías que decir cuando no tenías que decirlo…
Es igual, a veces una simple palabra puede ser más que suficiente para que se formen de ti un concepto equivocado, sobre todo quienes no te conocen bien. Y tratar de variar una opinión es difícil tarea, muy difícil, aunque dicha opinión resulte a todas luces injusta y te llene de oprobio. Sigue leyendo