Amor junto a la orilla del mar (poema)

poemar

Mujer bella que todos miran al pasar

¿Por qué conmigo ya no quieres hablar

y con tu silencio me quieres condenar?

¿Por qué no me quieres explicar

qué fue lo que te hizo recelar?

Que conmigo ya no quieres conversar,

ni me quieres ya relatar

las veces que te hice yo soñar

junto a la orilla del mar… Sigue leyendo

Mi hermano Timothy

Calavera

En una consulta médica, el doctor Prescott, pediatra, examina el vientre de una mujer en un monitor.

-¿Va todo bien, doctor? –pregunta Verónica Winston, la mujer.

-No hay anomalía de ningún tipo. El niño se encuentra perfectamente.

-¿De verdad? ¿De verdad no me engaña?

-¿Y por qué iba a engañarla? Señora Winston, permítame asegurarle que va usted a tener un hijo muy fuerte y saludable.

-Señorita Winston.

-¡Oh, disculpe! Señorita Winston.

-No sabe qué alegría me da usted, doctor Prescott.

-Me alegro. Ahora cálmese y relájese, no tiene de qué preocuparse. No habrá ningún inconveniente, al menos hasta el parto. Sigue leyendo

Ezra y su cometa

Calavera

Ezra, un niño frágil y taciturno de unos nueve años, salió de su casa y a la carrera cruzó su jardín mientras volaba una cometa.

-No vengas muy tarde, Ezra -se oyó una voz decir desde el interior de la vivienda.

-Descuida, tía.

Ezra atravesó el jardín contiguo al suyo y llamó a la puerta de sus vecinos.

Enseguida le abrió una mujer.

-¿Están Josh y Moulin en casa? –preguntó tímidamente el niño.

-Sí, ahora mismo les digo que bajen. ¡Josh! ¡Moulin! Venid abajo. Vuestro amigo Ezra está esperándoos en la puerta. Sigue leyendo

La Tía Úrsula

Calavera

En una consulta médica, un doctor y su paciente conversan interesadamente:

-Uno existe en sí mismo y en los sueños de los demás. Uno es uno y múltiple, lleva varias vidas, ¿comprende?

-No muy bien, doctor Sessemann.

-Como usted acaba de decir, yo soy doctor, doctor especialista en la rama del sueño. Sin embargo, en un sueño de usted podría convertirme en cualquier otro personaje, aunque seguiría siendo yo mismo.

-¿Por ejemplo?

-En un sueño de usted, usted mismo podría convertirme en marinero, o en centurión romano, o en corredor de fondo. Por eso hay días en los que despertamos con una sensación de cansancio abrumadora.

-¿Porque alguien soñó que nosotros éramos corredores de fondo? ¡Qué tontería!

-¿No me cree?

-¿Y qué ocurriría si alguien soñase con que hemos muerto? ¿Nos moriríamos? Sigue leyendo