El hombre tras las fotografías

Calavera

Bruce y Miranda Smith, una pareja de mediana edad, contemplan su álbum de fotografías en el sofá de su salón.

-Éstas de aquí son de nuestro viaje a Berna –indica el hombre a su mujer señalando un grupo de instantáneas.

-¿Te acuerdas de este día, Bruce? –continúa Miranda sin apartar su mirada del álbum-. No había forma de que te pusieras los esquís.

-¡Jaja, qué graciosa! ¡Mírate tú en ésta! Te quedaste dormida en la terraza del restaurante y cuando volví por ti tenías la nariz como una zanahoria.

-Fue un gran viaje, ¿verdad?

-¡Y que lo digas! ¿Te acuerdas de la cama del hotel cómo chirriaba?

-¡Oh, Bruce, cómo eres! Yo me acuerdo más de los paisajes nevados y del sol de las montañas.

-Como quieras…

Miranda pasa las páginas del álbum.

-¡Mira! Aquí estás tú haciendo ganchillo –dice sin poder ocultar una sonrisa.

-Ése no soy yo.

-¡Claro que eres tú, Bruce! Querías sorprenderme con un jersey de lana que después tuviste que convertir en bufanda porque no te llegaba el tejido para hacerme las mangas.

-El propósito era que no pasases frío y lo conseguí.

-Ya, claro. Tú siempre tienes un pretexto para quedar bien.

-Mira, éstas otras son del día de nuestra boda –continúa Bruce señalando otras fotografías.

-No me digas…

-Mira cuánto pelo tengo ahí. ¿Cuánto tiempo ha pasado ya?

-¿Cómo que cuánto tiempo ha pasado? ¿Es que no lo recuerdas?

-¡Claro que lo recuerdo! Era sólo una broma.

-Cuatro años, Bruce, han pasado cuatro largos años.

-Los mejores cuatro años de mi vida.

-¡Oh, cállate de una vez! Además han sido cinco; he dicho cuatro para ver si de verdad sabías cuánto tiempo había pasado desde el día que nos casamos.

-Ya lo sabía.

-Sí, claro…

-¿Quieres que abra otra botella?

-Como quieras.

Bruce se levanta y se dirige al mueble bar mientras Miranda continúa pasando las páginas del álbum.

-Cariño…

-¿Sí? -responde Bruce tras descorchar el vino.

-¿Te… te habías fijado en este hombre de aquí?

-¿Qué hombre?

-Éste que aparece en las fotografías y que no deja de mirarme.

-Normal que te mire. Yo tampoco dejaba de mirarte en clase antes de empezar a salir ¿te acuerdas? La de reprimendas que me llevé de la maestra Foster por culpa de tu escote…

-Bruce, en serio. En estas fotos de aquí también aparece. Ven, mira.

-A ver, déjame.

Bruce se acerca con el vino. Miranda le muestra el álbum preocupada.

-¿Te has fijado? Aparece en todas nuestras fotos…

-¿En todas?

-Al menos en las últimas en las que salgo yo.

-Quizá sea un admirador secreto.

-¡Oh, vamos! ¡No te lo tomes a guasa! Que sea primer violín de la orquesta sinfónica de Chicago no me convierte en ninguna celebridad.

-Para mí lo eres…

-¡Bruce!

-No me lo estoy tomando a guasa. En serio, ¿quién es?

-No lo sé, no le conozco.

-Pues familiar mío no es, te lo aseguro.

-Mira qué aspecto más extraño tiene. Y sus ropas son tan oscuras… ¿No te da miedo?

-No es a mí a quien mira. ¿Por qué lleva capa y chistera?

-No lo sé… Parece sacado de un cuento de Edgar Allan Poe.

-Parece el mismísimo Edgar Allan Poe.

-¿Quién puede ser?

-¿Quién sabe? Lo único que sé es que no te quita ojo de encima.

-Cariño, ¿y si me estuviera espiando?

-¿Espiando?

Agitada por una súbita ansiedad, Miranda se pone en pie y escudriña el jardín a través de la ventana.

-Tal vez deberíamos acudir a la policía, Bruce -sugiere tras cerrar las persianas.

-¿Ir a la policía? ¡Qué tontería! ¿Qué crees que te iban a decir?

-Cariño, ¡aparece incluso en las fotos de Suiza! ¿Quién es ese hombre?

-¡Yo qué sé! ¿Cómo quieres que lo sepa?

-¿Se trata de una broma?

-¿Qué?

-¿Se trata de una broma de alguno de tus amigos?

-¡No! ¡Rayos, no! ¿Cómo puedes pensar eso?

-Porque siempre estáis haciendo el tonto.

-Cariño, te prometo que no he visto a ese tipo en mi vida.

-Está bien; pero iré a la policía te pongas como te pongas.

-Está bien, hazlo si te vas a sentir más tranquila.

-Por supuesto que lo haré.

Calavera

Continúa leyendo “El hombre tras las fotografías” en Wattpad wattpad

Anuncios

Un pensamiento en “El hombre tras las fotografías

¡Exprésate, alma en pena!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s